Эссе ученика нашей школы на тему: «500 лет дружбы России и Испании: перспективы межкультурного общения»

Автор: Пожаров Дмитрий

«Rusia y España: 500 años de amistad y la perspectiva de la comunicación entre dos culturas»

Como punto de partida de este artículo vamos a hacer una investigación sobre cada participante de esta amistad tan duradera.
A primera vista puede parecer que Rusia y España son países completamente diferentes y si analizamos bien todos los factores que ayudaron a formar dos naciones poderosas, veremos que no solo la posición geográfica y el clima con temperaturas extremas dejaron su rasgo en el carácter de la gente que habita cada estado.

Sin embargo, siendo tan diferentes, por un lado, existe una multitud de coincidencias y rasgos familiares que cada año ayudan a enlazar más y más la amistad que en 2019 cumplió medio milenio. Empezando por la conquista se puede decir que los gobernadores españoles y rusos eran muy ambiciosos y pudieron conquistar miles de terrenos. También, ambos países desde sus cimientos se dirigían por monarcas y aunque Rusia ya es una república presidencialista, en la sangre rusa está presente el espíritu de servir a su gobernador, al igual que lo tienen en sus venas los españoles. Además de eso, a lo largo de la historia tuvieron lugar varios sucesos como, por ejemplo, cambios de régimen político; los dos países sufrieron de la mano dictadora. Se podría seguir comparando nuestras historias, pero para poder justificar el dicho de que la amistad se forma a base de una semejanza, vayámonos conociendo cómo y dónde comenzó la dicha amistad entre Rusia y España.

Los primeros contactos oficiales entre España y el Gran Ducado de Moscú se remontan al siglo XVI, cuando en 1519 el Rey Carlos I de España envió una carta a Gran duque Basilio III de Moscú de en la que notificaba amistosamente sobre su ascensión al trono del Santo Imperio Romano como Carlos V. En aquella época la correspondencia tardaba bastante, así que solo en el año 1523 Yakov Polushkin, el primer diplomado ruso, llegó a España con un documento oficial de parte de Gran Duque Basilio III de Moscovia que concluía una positiva respuesta a la propuesta de desarrollar relaciones políticas entre dos países.

Las embajadas regulares entre dos países se establecieron por Pedro I de Rusia y Felipe V de España en 1722. El príncipe Sergey Golitsyna sirvió como el primer embajador oficial de Rusia en España y el Duque Diego Francisco de Liria fue embajador de España en Rusia.
Por consiguiente, vemos que Rusia y España iniciaron sus relaciones políticas desde hace siglos. Pero desde el siglo XVII hasta hoy el mundo vio muchas guerras en las que ambos países lucharon tanto aliados como por frentes apuestos. Por ejemplo, durante las guerras Napoleónicas España fue capturada por Francia y se vio obligada a participar en una lucha contra Rusia. Al final de la guerra Rusia y España llegaron a un acuerdo y juntos derrotaron a Napoleón Bonaparte y su ejército invicto. No es obstante destacar que Rusia y España nunca habían combatido entre si por su propia voluntad.

Aunque entre los años 1830 y 1850 se produjo una pausa en las relaciones bilaterales entre España y Rusia, debido a que el emperador Nicolás I se negó a reconocer el derecho de sucesión de Isabel II de España. La pausa se interrumpió con la llegada al trono de Alejandro II. En septiembre de 1856 Alejandro II envió una carta a Isabel II comunicándole su deseo de restablecer buenas relaciones con España. La carta fue recibida con gran entusiasmo en Madrid. El proceso de restablecimiento de relaciones diplomáticas terminó con la llegada a España del representante diplomático, Mijaíl Golitsin, en diciembre de 1856.

No cabe duda destacar otro combate importante en la historia: la Guerra civil española, en la que Rusia dejó una gran huella. Durante ese suceso la Unión Soviética apoyó a los Republicanos españoles, enviando a sus soldados a España con el fin de ayudar al ejército republicano. La confianza entre dos países era tan grande que el gobierno español decidió enviar todo su dinero a la Unión Soviética para salvarlo y incluso decidió refugiar a muchos niños para mantenerlos alejados de la guerra. De hecho, el envío de los niños españoles se convirtió en un momento histórico que se denominó „Niños de Rusia“ entre los españoles y „Niños de Guerra“ entre los rusos.

Entre los años 1937 y 1938 a la Unión Soviética fueron enviadas cuatro expediciones, con un total de 2895 niños,1676 de ellos varones y 1197 niñas. Las salidas desde Valencia y Barcelona estaban formadas por hijos o familiares de pilotos o militares. La mayoría de los niños provenía del País Vasco, Asturias y Cantabria, zonas que habían quedado aisladas del resto de la República por el avance franquista. Varios de los traslados se realizaron en barcos mercantiles, en los que los menores viajaban hacinados en los barriles. El gobierno de la Unión Soviética creó orfanatos espaciales para los niños españoles. En estas instituciones los niños vivían en buenas condiciones y recibieron una formación de alto nivel y incluso durante los desayunos les daban de comer caviar negro.

Actualmente, Rusia y España tienen buenas relaciones económicas que van creciendo cada año. Las exportaciones e importaciones se subdividen en varios sectores. Las exportaciones de prendas textiles de vestir se han convertido en el primer sector en importancia en las exportaciones de España a Rusia y representan cerca del 15% de las exportaciones a Rusia. Las famosas marcas del Grupo Indetex tienen tiendas físicas en todas las grandes ciudades rusas, tanto propias como franquicias. Otro sector importante en las exportaciones a Rusia es el de pavimentos y revestimientos cerámicos de la zona de Castellón, uno de los más avanzados del mundo llega a ocupar el 5,4% del total de las exportaciones españolas a Rusia. En el sector agroalimentario el 56% de aceite de oliva que llega al territorio ruso es procedente de España.
Si hablamos de importaciones a España, el 75% del total de todas las importaciones españolas de Rusia corresponden a la partida de combustibles y lubricantes. Hay que tener en cuenta que Rusia es el tercer productor del mundo de petróleo, solo por detrás de Estados Unidos y Arabia Saudí, con 10,8 millones de barriles diarios. El combustible va seguido por fundición, hierro y acero, maquinaria, aluminio, productos químicos orgánicos, abonos y legumbres.

Exportaciones e importaciones entre Rusia y España siempre han sido positivas. Para ilustrar los resultados exitosos de la colaboración bilateral, en adelante se presentan proyectos más importantes se realizaron entre dos países:
En 2007, una importante empresa de ingeniería española, Técnicas Reunidas, ganó una licitación por valor de 800 millones de dólares para modernizar la refinería de petróleo Alinans de Khabarovsk.

El líder energético español, Iberdrola, ha firmado un contrato por 430 millones de dólares, según el cual construirá una central eléctrica en los Urales. Con la misma empresa, se está trabajando la creación de un parque de plantas de energía eólica en el territorio de Krasnodar.
Después de la reciente visita a España del presidente de Russian Railways, Vladimir Yakunin, se ha dado un nuevo impulso a la cooperación en la construcción de ferrocarriles de alta velocidad y el uso del sistema español de cambio automático de ancho de vía.

Al mismo tiempo Rusia y España colaboran bien en el ámbito cultural. Muchos artistas visitaban y siguen visitando España, las tierras mediterráneas inspiraron a escribir y pintar varias obras. Así, uno de los más famosos pintores, Korovin visitó España en 1888 y escribió una obra maestra con el título „En el balcón. Leonora y Amparo españolas“. También, otro artista bastante conocido, es Konchalovsky con su serie de pinturas españolas.

Otro fruto de la cooperación cultural es el Museo Ruso en Málaga. El centro Colección Museo Ruso San Petersburgo Málaga es una sede del Museo Estatal Ruso ubicada en el edificio de la antigua Real Fábrica de Tabacos de Málaga en España. Se trata de la primera filial europea de la institución rusa y su inauguración se produjo el 25 de marzo de 2015. El centro Colección Museo Ruso San Petersburgo Málaga tiene cifras superiores a los 100.000 visitantes anuales.

Otro elemento nuevo en los vínculos bilaterales llegó a ser el turismo ruso en España. Asimismo, los turistas soviéticos visitaban el país ibérico, pero su cantidad fue muy insignificante, sobre todo para un país que desde los años 70 había sido uno de los principales destinos turísticos del mundo. Hoy en día, la mayoría de los rusos optan por pasar sus vacaciones en España. Los españoles a su vez visitan Rusia cada año mas a menudo, porque los precios del vuelo son bastante bajos, y el gobierno ruso proporciona condiciones favorables para viajar a Rusia.

En pocas palabras, resumiendo el análisis de la colaboración bilateral, no cabe ninguna duda de que las relaciones amistosas entre España y Rusia seguirán creciendo. Ambos gobiernos están adaptando el terreno para ello y en confirmación de lo dicho anteriormente ha de comentar que Rusia vive un boom en el aprendizaje de español como lengua extranjera y cada año más y más imparten clases del idioma de Cervantes en los colegios públicos y privados – se prepara una generación que podrá fortalecer relaciones entre dos países sin ayuda de un traductor.

Referencias:
1. Rusia – España: comercio y colaboración de hoy. -Comercio exterior, 2010, № 12, p. 5
2. https://es.m.wikipedia.org/wiki/Ni%C3%B1os_de_Rusia
3. https://es.m.wikipedia.org/wiki/Relaciones_Espa%C3%B1a-Rusia
4. https://www.rusalia.com/exportaciones-importaciones-espana-rusia
5. https://diletant.media/articles/28757596/



11 Февраля 2020

Похожие статьи